no-estar-peso-ideal

¿Cuantas veces no hemos escuchado a gente con obesidad decir que se siente feliz cómo es?. Sinceramente cuando esto sucede vemos que la persona tiene una gran autoestima que incluso es de envidiar, ya que en una condición de obesidad nadie puede considerarse sano y el no estar sano conlleva a la infelicidad y no a la felicidad.

Lamentablemente las personas que piensan que con obesidad son felices, se mantienen en un estado depresivo cuando están fuera de foco, es decir, cuando están en su soledad y conscientes que no pueden bajar de peso.

Pues a pesar de lo que puedan hacer creer al resto de las persona, por dentro, son personas que sienten una gran falta de amor propio y saben que están propensas a de pronto ser personas muy enfermas y no saben cómo evitar esto.

Perder peso, es algo que conlleva mucho esfuerzo de parte de la persona y esto es algo que muchas de las personas obesas sencillamente no tienen, la fuerza de voluntad está fuera de su pensamiento, tanto que ni siquiera lo intentan.

Mucho se habla de lo grave que es tener obesidad y las personas parecen ahora estar tomando más consciencia de este problema que además se ha vuelto mundial, ya no es solo de una población o país en particular, ahora la condición es que hay un mundo obeso y que el mayor porcentaje de estas personas están propensas a morir antes de lo previsto.

Si estás en el rango de personas que saben que tienen obesidad y que no ha tomado consciencia sobre este aspecto, queremos darte motivos para que lo pienses mejor y cambies tu forma de pensar al respecto para mejorar tu vida y tu salud hacia una vida completamente feliz.

Desventajas de la Obesidad

1.-Las personas con obesidad están propensas a desarrollar muchos problemas de salud como: Diabetes, Hipertensión, Problemas de la circulación, entre muchos otros.

2.-Cuando hay obesidad, simplemente la autoestima cae por los suelos y te vuelves más retraído.

3.-Una persona obesa no fácilmente “encuentra el modelo adecuado para la boda del año de su familia.”

4.-La obesidad provoca en las personas que la sufren falta de apetito sexual.

5.-La obesidad te vuelve inactivo. Esto hace al sedentarismo dueño de tu vida, cuando es precisamente lo que menos te conviene.

6.-Sufres de una soledad constante debido a que te aíslas de las personas.

7.-Te mantiene somnoliento todo el día. Las tareas del día a día se hacen más complicadas si cabe.

8.-Suelen ser las personas más infelices debido a su falta de aceptación personal.

De todo esto radica la importancia de perder peso de una manera agradable y sin traumas de ningún tipo. Y si se consigue, la vida puede cambiar por completo.