Unsplash https://www.pixabay.com/ https://pixabay.com/en/couple-love-together-sunset-690948/
Es una de las decisiones más importantes que se toma dentro de la pareja. A partir de empezar a vivir en pareja muchas cosas van a cambiar, algunas muchísimo, y van a salir una serie de inconvenientes:
1. La libertad. Ya no será lo mismo, y tendremos que contar con nuestra pareja para todo.
2. Habrá más motivos para ello y serán más continuas al pasar más horas juntos. Además serán distinta las de antes ya que habrá que llevar las discusiones juntos, y no como antes que hasta que no se calmara todo se podía dejar pasar un tiempo sin verse.
3. La casa: sitio de reunión habitual. Posiblemente el nuevo hogar sea un sitio para reunir a todos los amigos. Recoger todo al finalizar dichas reuniones puede ser un motivo de discusión.
4. Frecuencia sexual. Puede reducirse considerablemente. Sobre todo por parte de ella, que se puede volver más perezosa.
5. Ya no es el mismo que antes. Hay que tomar las decisiones en común, sean del tipo que sean.
6. La monotonía. Hay que evitarla haciendo cosas diferentes. Irse de viaje, ir al cine, o salir a cenar fuera de vez en cuando hará que la convivencia no caiga en la monotonía.
7. Reparto de las tareas del hogar. Dicen las mujeres que cuando se van a convivir con sus parejas se vuelven en las criadas. Hacer una lista con el reparto de tareas para cada uno puede ser una buena solución.
Todas estos inconvenientes, que están reflejados en el video de bekía “Consejos para vivir en pareja”: https://www.youtube.com/watch?v=xNHqCLVaa3M” pueden tener solución, por tanto si queremos tener una convivencia plena con nuestra pareja debemos poner de nuestra parte y ponerse en la piel de nuestra pareja.