3-PASOS-PARA-EVITAR-LOS-CELOS-ENTRE-HERMANOS

Los problemas entre hermanos, este tipo de conflictos han aquejado a las familias desde que el mundo es mundo. Tenemos ejemplos de que los celos entre hermanos muchas veces pueden llegar a convertirse en un verdadero problema, haciendo que la familia en general también caiga en conflicto.

Que los hermanos peleen es algo completamente normal, pero para algunos padres esta situación es sumamente inquietante, ya que en muchas ocasiones no se sabe con certeza como hacerle frente a este tipo de problemas así como tampoco se tiene claro como erradicar dicha conducta de conflictos por celos que se generan entre hermanos.

Los celos entre hermanos siempre suelen existir, bien sea del mayor al menor (lo más común) o del menor hacia al mayor, los celos entre hermanos se suelen desencadenar cuando alguno siente que no tiene tanta atención, aceptación, respeto por parte de sus padres, allegados y familiares como la tiene su hermano o hermana.

Lo importante a la hora de hacerle frente a este problema y de saber cómo evitar los celos entre hermanos, es tener claro que es lo que origina este sentimiento. Por lo general identificar la raíz del problema no es tan difícil como se piensa, lo primero que se debe hacer es entender el porqué del problema entre hermanos, hay que tener claro que al tener un hermano dejando a un lado la edad y el género, se empiezan a compartir cosas que van más allá del control remoto, juguetes y ropa como por ejemplo, los padres (papa y mama).

El primer paso para saber cómo evitar los celos entre hermanos, es que como padres nos revisemos y seamos cuidadosos con las actitudes que tomas con nuestros hijos. Aquí te daremos una serie de pasos para que sepas como evitar los celos entre hermanos.

COMO EVITAR LOS CELOS ENTRE HERMANOS DE UNA MANERA RAPIDA Y EFECTIVA

            1.  El primer paso debe darse por parte de los padres. Los mismos deben chequear su conducta para saber en qué están reforzando ellos el problema de celos que presentan sus hijos.

           2.  Las comparaciones deben eliminarse, por ejemplo hacer comentarios sobre las habilidades de uno con respecto al otro de cara a operaciones matemáticas, deporte, lectura entre otras, no resulta nada beneficioso para ninguno. Como padre se deben incentivar las habilidades de cada hijo por más diferente que estás sean.

          3.  Deben estipularse días de las semana para compartir con cada hijo, así como  eliminar las actividades competitivas entre ellos mismos. Esto de seguro facilitará el ambiente en casa haciendo que todos se sientan apreciados y valorados. Lo mejor es enseñarles a compartir y que en base al respeto se llegue al objetivo.