equilibrio-cuerpo-mente
http://vimeopro.com

Seguramente hayas escuchado la mítica frase “Mens Sana in Corpore Sano” en algún momento de tu vida. Es muy importante para nuestra salud tener muy en cuenta la relación que tenga nuestra mente con nuestro cuerpo, y eso se puede lograr teniendo en cuenta 5 factores que detallamos a continuación:

  1. Descanso. Aunque parezca muy fácil la siguiente afirmación, duerme las horas que tu cuerpo necesite. No siempre es posible, pero es algo fundamental para nuestra salud. Es muy importante hacer caso a nuestro cuerpo cuando este nos pide descanso. Cada persona es diferente, unos necesitaran más horas y otros menos, pero cada uno deberíamos descansar las horas que nos pide nuestro cuerpo.

2. Alimentación saludable. Mantener una buena alimentación nos traerá multitud de beneficios para nuestra salud y bienestar. Pero hablando concretamente del equilibrio entre cuerpo y mente se hace algo totalmente necesario el tenerlo en cuenta. Una dieta con las cantidades adecuadas de fruta, verdura, pescado y carne entre otros hará que nuestro bienestar aumente de manera considerable.

3. Respiración. Parece algo poco importante, pero hay que tenerlo en cuenta. Respirar por la nariz hará que nos llegue oxígeno al cerebro, y este pueda funcionar mejor. Se pueden realizar ejercicios de respiración concretos, que realizándolos dos o tres veces al día durante unos segundos nos ayudará a llegar a nuestro objetivo.

4. Meditación. Aunque no lo creas tiene múltiples beneficios. Ayuda en muchos sentidos, como por ejemplo a estar más concentrados en nuestras actividades y por tanto ser más productivos en lo que hagamos en nuestra vida diaria. Hay varios tipos de meditación, una muy conocida y muy efectiva es la meditación mindfulness. Hacerla dos veces al día durante 6 días a la semana sería suficiente y consiste en centrar nuestra mente en la respiración y en las sensaciones de nuestro cuerpo.

5. Ejercicio. Puedes hacerlo en casa, en la calle, en un gimnasio o donde mejor te venga. Podemos practicarlo durante unos minutos al día los días a la semana que nos sea posible. Empieza despacio, aumentando cada día el tiempo dedicado hasta llegar a una actividad física suficiente para mantener nuestro cuerpo en un estado físico adecuado.

Nuestra salud y bienestar están en juego, y mantener ese equilibrio entre cuerpo y mente que tanto necesitamos se debe convertir en un objetivo a lograr de manera progresiva, sin grandes cambios que hagan más difícil llegar a lograrlo. En tus manos está, tu cuerpo y mente lo agradecerán eternamente.